Infinity.

Enamorada de la luna y del lobo que la aulla

Me encanta como me hace sentir. Como si todo fuera posible. Como si todo valiera la pena.

Mi locura

Escrito por todoloquesientoporti 27-05-2014 en amor. Comentarios (0)

"Una noche llegó mi hermano, venía de estar con su novia, y recuerdo verle sonriente al llegar a casa, pero que muy sonriente.
Recuerdo que llegó, se quito el jersey se sento a mi lado y me dijo "pequeña, no sabes lo feliz que soy" y me cogió por el cuello con el brazo y me tiró hacía el. Yo estaba viendo la tele, estaba ya en pijama, mis padres y nuestro hermano pequeño habían salido con mis tios a cenar, y he de suponer, que beber mas tarde, pero mi hermano me dijo -¿te apetece una pizza?.
Y claro, ¿que clase de persona dice que no a esa pregunta?. Mi hermano llamó, y en no mucho ya estábamos comiendo pizza, rica pizza, recuerdo estar concentrada comiendo hasta que me fijé en el, estaba mirando su mano, tenía algo escrito, pero no lo veía bien, me acerqué y ponía "te amo".
Fue entonces cuando se me pasó por la cabeza la pregunta del millón ¿Que se siente cuándo amas y te aman?. Seguí observando a mi hermano, era feliz, supuse que trataba de eso, de ser feliz, pero no pude resistirme. "¿Como se siente?" dije.
Me miró con cara de "que inocente eres" y sonrió. "Dime, ¿que se siente cuando amas y te aman?"- insistí. Entonces me dio una charla que en su momento no entendí o no quise entender o mas bien, no lo viví.
Pero es lo que siento ahora por él, tras un mes sólo de noviazgo, sentí todo aquello que me dijo mi hermano.. "Bueno, es sentirte bien, sentir que ya puede haber una guerra que tu no eres infeliz, sentir que el mundo terminará mañana, pero hoy eres feliz y lo tienes todo. Bueno, todo no, si no.. Todo lo que mas quieres. Amar, es darlo todo, querer a pesar de, respetar, esperar, sacrificar, sentirte vivo, o a veces muerto, amar es sentir todos los sentidos en un sólo dia, durante el resto de tu vida. Y ser amado.. Joder, julie, es una gozada. Es sentir que tu función en la vida esta hecha, es sentirte en las nubes, sentirte querido, sentir que estas protegido, que puedes seguir adelante, que nada podrá contigo, que todo por lo que luches merecerá la pena, que el futuro esta ahí, y es tuyo, y todo esto junto a quien mas amas, porque te ama. Me preguntas que, ¿que se siente? Se siente todo, amor y miedo, todos los sentimientos contradecidos coexisten en la palabra amar. Y te preguntarás ¿cómo? Si hay cosas que no pueden coexistir si son contradictorias, pero el amor lo puede, si esas dos personas son una, no será problema coexistir. Lo que le falte a uno, lo tendrá el otro, y así. El amor es todo y nada a la vez, el amor.. Es sentir felicidad mientras sufres por no perderlo. Es sentir protección contra el exterior y ser débil a la vez hacia esa persona. Es sentir que has encontrado tu camino y a la vez sentirte perdido si no está a tu lado. El amor lo es todo. El amor es esa persona con la cuál te imaginas un dia a dia, es esa persona por la cual darías la vida, es esa persona que hace que al volver a casa tengas una sonrisa mas grande que.. Lo mas grande que imagines. El amor es mirar a sus ojos y encontrar lo mas bonito qu hayas visto, el amor es.. Esa persona."
Jajaja vale, quizas mi hermano no dijera eso, de hecho me dijo “lo descubríras algún dia” y si, tenía razón, esto es lo que siento ahora, a pesar de que llevemos solo un mes, y se que es seguro, que es de verdad, también estoy segura de que esto es lo que sentía mi hermano al mirarse la mano con ese “te amo” pintado, y esto es lo que siento cada vez, que le veo, o que simplemente pienso en él.
¿Una locura? Seguramente, pero es mi locura. Y él, el amor de mi vida. 

Al cual amo hoy, amé y amaré siempre.


Felicidad.

Escrito por todoloquesientoporti 21-05-2014 en amor. Comentarios (0)

Ella estaba en la terraza contemplaba como los coches pasaban, como la vida de los demas transcurría, mas de una vez se había preguntado si ella tenía algo de especial entre tanta gente. Entonces se fijo en un bebé, de quizas 6-7 meses, tenía los ojos azules, llevaba un osito a su lado, de color blanco y azul, se fijaba en todo, sonreía solo, parecia feliz. Ella veia que el bebé era feliz.
Feliz. 
Aquella palabra retumbo en su cabeza, su definición de feliz hace un poco mas de dos años era completamente distinta. Se fijo de nuevo en el bebé y comprendió como las cosas pasaban, como milagros ocurrían y como las desgracias pasaban. Aquel bebé hace dos años no estaba. Ella hace dos años no era feliz. Pero ahi estaba el bebé feliz mirando sus juguetes colgar de su carrito, y ahí estaba ella, con la definición de felicidad clara. Decidio cambiar, y puso los ojos sobre una pareja de quizas unos 80 años, estaban sentados en un banco, hablando. El hombre sonreía, y la mujer le tenía de la mano. Ellos también eran felices. Al verles, ella sonrió de manera calida, como si hubiese visto lo mas tierno del mundo. 
Al volver a caer en sí, cambio de dirección, y miro al cielo. Tenía un color azul clarito, al mirar a la izquierda, tenía un azul mas oscuro, y al mirar a la derecha, podía ver como el sol se iba escondiendo para darle paso a la noche y a la luna.
Entonces suspiró. 
Tenía la mirada perdida, creyó escuchar algo, pero estaba tan metida entre el cielo y sus pensamientos que no distinguió si fue su imaginación o realidad. Entonces dos manos la rodearon por la cintura, respiró alivida. Reconocería ese olor, en cualquier lugar, ese tacto, esas chapas que colgaban en su cuello. 
Ahí estaba su propia felicidad. 
Él. 
Cerró los ojos y sonrió. Entonces sonó un beso en su oreja, se dio la vuelta y ahi estaba él. Tenia el pelo peinado y corto, era moreno, con ojos marrones que cada vez que los miraba ella caia en ellos y se perdía en su mirada. Tenía una nariz grande que la atraía y unos labios bien voluminosos para un hombre, tenía barba de 3 días quizas, cual adoraba y acarició. El tiempo se detuvo, tan solo el tacto con él, la dejaba sin aire, pero con mas fuerza que nunca. Ella le miraba, en sus ojos se encontraba ella, aquello la hizo ruborizarse, la estaba mirando, ella era su centro de atención. Entonces siguió observandole, bajo la mirada y se encontró con su sonrisa, lo que daría ella porque esa sonrisa fuese por ella. De pronto, no existió distancia entre ellos dos, sólo la pequeña distancia entre sus labios por juntar sus frentes. Ella cerró los ojos, estaba viviendo un sueño increíble, o su sueño hecho realidad. Notó su mano, era cálida y suave, como el tacto de la seda, la acarició con ternura y despacio fue subiendola la cara, quizas para verla mejor. Ella abrio los ojos y vio mover sus labios, su mundo se paró, todos sus sentidos estaban pendientes de las palabras que iba a sacar y finalmente lo dijo: 
Te amo mi vida. 
Ella suspiró, comenzó a tener los ojos vidriosos, estaba feliz, no habian mas palabras que la pudiesen hacer tan feliz como esas. La amaba. Tal y como ella lo amaba a él. Era tan feliz. Ella se dejó llevar,y le acarició y le cogió del cuello, y le acercó a sí. Cada segundo, lo sentía, estaba nerviosa y feliz, el amor de su vida la amaba. Sonó un beso, un beso tierno, sus labios se encontraron y se fundieron, ceraron los ojos, como pidiendo un deseo, el deseo que jamas se acabase ese momento. Pero sus labios se separaron, a él le costó más pero ella, se alejó, le miró, espero a que sus ojos se abriesen y le dijo: 
Te amo como a nadie en este mundo. 
Él sonrió, ella fue mas feliz aún, él habia sonreído por ella. Se dio la vuelta y volvió a ver a aquel bebé, a aquella pareja, y volvió a girar la cabeza y le volvió a mirar de perfil, ella también lo era, y por su mirada dedujo que el también lo era. 
Y es que la felicidad entorna a lo mas simple, una mirada, el sonido de un beso, una sonrisa. La felicidad procede de lo que sentimos y ella sentía amor. 
Siente amor. 
Y siente que será asi siempre, hasta llegar a aquella escena en un banco sonriendo y de la mano, hasta llegar a ver a su hijo sonriendo así, como aquel bebé.